Un Nuevo Renacimiento

UN NUEVO RENACIMIENTO

¿Quién no desea conocer un mundo nuevo y desconocido?

Es de esperar que los avances científicos y los descubrimientos astro-físicos nos den a conocer nuevos mundos intergalácticos. Pero siempre en el ámbito de las leyes físicas que rigen nuestro Universo conocido. La fe en un más allá nos “descubre” un mundo nuevo metafísico y, según las creencias o religiones, un Paraíso de paz y felicidad en el encuentro con el Creador o Salvador… El Mundo de la Fe o Religioso (“Espiritual”) y el Mundo de la Razón o Científico (“Experimental”): Dos líneas paralelas –como hemos comentado- que se unen o encuentran en El Infinito, pero cuyo eslabón de unión entre ambas es la Intuición. “Ten valor para seguir a tu corazón y tu intuición…” (Steve Jobs).

Intuismo VIII (detalle)

   Intuir un Mundo Nuevo es la nueva perspectiva que nos plantea el Movimiento Intuista: Mundo Nuevo, Nuevo Mundo en una dimensión “físico-espiritual” que no se rige por las leyes materiales del mundo físico en el que nos movemos. Aunque, de alguna manera, es también continuación de éste o “plenitud” del mismo. La visión intuista del mundo es como un nuevo Renacimiento de cara al siglo XXI y siguientes… Una nueva sociedad basada en el rearme ético-moral y en la honradez que renueven los cimientos de nuestra sociedad tecnificada y tambaleante por carente, cada vez más, de valores humanos y espirituales.
   Se precisa de un nuevo humanismo basado, quizás, en los valores perennes y constructivos de algunas religiones o espiritualidades como la cristiana y otras. O, por lo menos, basado en unos sólidos cimientos ético-morales como decíamos. Un nuevo Renacimiento cifrado en los logros básicos y en los valores inmutables de la Humanidad a lo largo de los siglos, a lo largo de la vida inteligente e intuitiva en nuestro pequeño planeta Tierra.

Creo que pinto y escribo –o, simplemente, “pienso”- para generaciones venideras, del futuro, que aún no han nacido… Pero quisiera equivocarme ¡Ojalá mi pintura y el Movimiento Foto (el esqueleto)Intuista sirvan para las generaciones de seres humanos actuales! Que el hombre y la mujer –incluso el niño y la niña- del siglo XXI se beneficien de mi pobre arte y que éste les encamine hacia la Verdad y la felicidad. Que, al menos, “algo” les diga o les haga intuir… Intuir un Mundo Nuevo que no es etéreo sino real en cuanto que también nos movemos en El, aun sin saberlo…

   La visión intuista debería hacernos cambiar la concepción del mundo actual. Basamos los problemas humanos en un desajustado microcosmos económico. Y no nos damos cuenta que el principal problema – o “la crisis”- no es de índole económica (“material”, “monetario”, “crematístico”, o como queramos llamarlo) sino ético-moral. Sin ética y moral, sin honradez y con egoísmos no podemos hacer un mundo más justo y feliz. Pero para basarnos en valores éticos y morales tenemos que potenciar nuestro “mundo espiritual” a costa del mundo “material”, o, al menos, poner por encima lo espiritual a las cosas materiales. Y es lo que, precisamente, tenemos que intuir… Un nuevo Renacimiento en valores humanos para un mundo sin valores o sólo con muchos “valores” materiales… Hemos de insistir que no hay “crisis” sino falta de una visión transcendente de la vida. El cifrar nuestra existencia en los aspectos puramente económicos ha generado siempre una profunda “crisis” en la Humanidad. La “conmovedora crisis económica” no es más “que una consecuencia de una crisis más profunda, la crisis del espíritu” (Kandinsky, 1935). Si la Economía es el “motor” del mundo, éste no puede funcionar sin el necesario “lubricante” constituido, como apuntamos, por la moral y la ética; es decir, por el mundo del espíritu, por lo espiritual.
Cosmogonía (detalle)
   El siglo XXI podría ser el “Siglo de la Intuición”. “El espíritu que conduce al reino del mañana sólo se reconoce a través de la intuición” (Kandinsky). Cabe esperar que el arte y la cultura en general se encaucen por el camino de la intuición y que el Movimiento Intuista ayude a realizar este proyecto. Aunque ¿quién sabe? A lo mejor no llega hasta siglos venideros…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s