INTUISMO X

“INTUISMO X”  Ian Joseph Garpal, 2000 ( 40×30 cm).
Intuismo X

La finalización de este cuadro está fechada el 31-XII-2000, es decir el último día en la práctica del segundo milenio, como dando a entender el final de una época o de una etapa, o bien el inicio de otra… Es también el último cuadro que lleva el título de “Intuismo”. Aunque, como hemos mencionado antes, puede considerarse “Sin título”, pues es el propio espectador quien le pone el título que intuye al contemplarlo.

   La pintura lleva el subtítulo “personal” de “INKARIO” de forma invertida en la parte superior derecha, haciendo referencia a un “Nuevo Inkario de Amor, Paz y Justicia”, es decir un “Nuevo Imperio” –recordando por el nombre al antiguo imperio Inka en el que he “vivido”-, quizás el “Imperio Intuista” o el “Imperio de la Intuición”, que busca el Amor y la Verdad. Este cuadro viene a representar la “Bandera” de este “Nuevo Reino”, que en palabras de Jesucristo “no es de este mundo”, aunque se asienta y se inicia en él… En la parte superior izquierda están inscritas unas iniciales, también, invertidas: “I./I.T.Y.” que, humorísticamente, se refieren a uno mismo, en memoria de mi vida pasada en Perú o mejor en mi “Inkario” arriba mencionado. Y digo bien humorísticamente, pues se refieren al “Inka Iñaky Tupak Yupanky”, Emperador de ese quijotesco e imaginario “Inkario del Amor”. Y si se me permite seguir bromeando: “El último Inka”, “El Hijo del Sol”. Y esto no sólo me lo aplico a mí sino a “todos los hombres y mujeres de buena voluntad”, que bien se pueden considerar “Hijos del Sol”, es decir “Hijos del Absoluto” del que procedemos…
Intuismo X (detalle)
   Bromas a parte, el cuadro es otro derroche de color tomando como pretexto El Inkario con su magnífica selva representada aquí de vivos y ondulantes colores verdes; sus desiertos y cordilleras representadas por el amarillo; su Pacífico mar –no siempre tan pacífico- y su Lago, el más alto del mundo, el Titikaka de donde procedía el dios Viracocha, representados por el azul en forma de círculo. Y en el Centro de todo, como un estallido de Luz, el Sol o Inti como símbolo del Absoluto y Centro de todo lo existente…
   En la zona de color amarillo aparecen representados símbolos y animales semejantes a las famosas líneas de Nazca, auténticos “terroglifos” (¿totemistas?), reconocibles sobre todo desde cierta altura, a vista de pájaro o de avión… Simbolizan a una visión “supraterrenal”, “Supra-Realista” (El “Supra-Realismo”), es decir el contemplar las realidades terrenales (materiales) desde una perspectiva “más alta”: la del espíritu…
   Finalmente el que contempla el cuadro, en el famoso ángulo inferior izquierdo, es un paisano del Inkario con su característico “sullo” o gorro: una invitación a todos para ser habitantes de ese “Inkario de Paz y Amor”…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s