COLORINTUICIÓN.

 

COLORINTUICIÓN. Ian Joseph Garpal, 2010 (70×50 cm).

( A los pintores Wassily Kandinsky. 1866 – 1944 y Paul Klee. 1879-1940)

8457550635_597dc05d28

 

   Mediante este cuadro he intuido o he intentado intuir el color (o los colores) y su dinámica; o bien la dinámica del color

   El espectro del color va del violeta al rojo, al naranja, al amarillo, al verde y, finalmente, al azul (claro o celeste o bien oscuro o marino); aquí representado como un “Círculo de Color” emanado de un punto lumínico grande o Foco Blanco, algo así como una Estrella o Sol. O bien la Luz de la que parten los colores… Sin luz no hay color.

   De algunos colores de este abanico circular parten colores homónimos o distintos a modo de “radiaciones”; y es que la luz y los colores se intuyen aquí como ondas radiantes u ondulaciones radiantes que se esparcen o se proyectan hacia el Espacio, hacia el Infinito… Aparecen también ondas de color marrón que parecen proceder del rojo y del naranja. En cambio las ondas negras (minoritarias en el cuadro) se pierden en el ángulo superior izquierdo sin conexión con el Color Central. Por tanto se intuiría que el negro es ausencia de color o de luz… El color azul (celeste y marino) que emana (¿o converge?) del Foco Blanco central se ve entreverado por el amarillo ¡Hasta parece un ser alado! … ¿Un Mensajero? Luz y Color todo Uno en esta pintura “colorista”… Por tanto llena de vida y alegría.

   El personaje que contempla el cuadro -desde el característico ángulo inferior izquierdo- es una cara de perfil, también con todo el espectro de colores -que, por cierto, nada tiene que ver con el mundo “gay” (aunque cada uno puede intuir lo que quiera…)- y parece recibir su espectacular colorismo de otro foco luminoso o “luz interior”. Quizás esta luz simbolice la propia Intuición del ser humano… Cuando era Scout cantaba una canción que hacía mención a que “todos tenemos una estrella… de luz blanca”. La canción se titulaba “No has nacido amigo para estar triste…” Esa Estrella -nuestra Estrella de luz blanca que ilumina nuestro interior- puede ser la Intuición que ilumina y llena de color y vida nuestra existencia para no estar tristes sino alegres, “aunque llueva en nuestro corazón…” Esta Estrella o “Luz Intuitiva” es, posiblemente, transmitida por la Estrella Central o Luz Central del cuadro que da origen al Color, a toda la gama de colores, de expansivos y radiantes colores… Así la Cara que contempla el cuadro es una imagen colorista, pero con ojos claros azulados, ojos vidriosos, que en vez de ver parecen intuir… ¿el color? ¿o, quizás, otros Mundos…? De la boca de esta Cara sale como una figura verde fantasmal o, probablemente, una especie de “demiurgo platónico” o “mago”, que se extiende hacia el amarillo central del cuadro, quizás simbolizando el grito que busca la Luz… O, a lo mejor, signifique el origen de la vida, por el color verde y la cabeza azul, que necesita de la luz para perpetuarse… ¿Quién sabe?

   Color, color, todo color, infinidad de colores… Pero algunas personas no perciben el color o ni siquiera lo ven por ser ciegas (ver comentario en Intuismo-I). A éstas la intuición les da un nuevo enfoque… Así, por ejemplo, Julieta (siento no poder poner en el blog los comentarios extensos que enviáis) me comentaba que padece acromatopsia total (“ceguera a los colores” o monocromatismo) y no puede “ver” o percibir ningún color (la acromatopsia parcial a uno o más colores es más frecuente), que sólo distingue un único color o una gama de blancos, negros y grises … Pues también en esta gama de “colores” se puede encontrar una gran riqueza expresiva. Y así la animaba a seguir pintando en su línea, pero llevada por la luz… ¡La Luz interior! ¡La Intuición! Y ello en “movimiento intuista”, animados por un Impulso Radiante –por el Espíritu de Vida- que nos hace decir, como Julieta, “¡Arriba el Intuismo!” (ver comentario en la 1ª página del blog). Y es que no todo es color… La gama del negro al blanco, pasando por todo un abanico de grises, nos abre una nueva visión, “acromatópsica”, que enriquece sin igual el mundo del arte. En la última sección del blog (“Intuismos: Fotos”) he introducido algunas de mis primeras fotos artísticas en blanco y negro que, mediante la “solarización”, nos permiten valorar lo anteriormente comentado.

   Finalmente, si no intuimos nada especial al contemplar el cuadro, bastará, como siempre, con deleitarse en el colorido de esta pintura o con lo que nos sugiera. Y para quien no distinga los colores o no los pueda ver porque es ciego, le indicaremos que “sienta” esta pintura como un Centro Radiante que emite ondulados o expansivos sentimientos de bondad y belleza que nos hacen más felices y nos predisponen para valorar más la vida y su fin transcendente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s